Una imagen vale mucho más de lo que crees

Las fotos y la decoración son los grandes olvidados de nuestros anuncios y, sin embargo, son recursos indispensables para conseguir que el cliente se decida por nuestro alojamiento. ¡No los desaproveches!

Los clientes prefieren alojamientos con fotos nítidas donde se vean claramente las habitaciones, ventanas, decoración, los muebles y el estado de conservación de la casa.

La decoración

La decoración es un tema serio donde la armonía de colores y la colocación de los muebles es todo un arte. Podemos acudir a revistas especializadas que nos den ideas, usar tonos beiges o neutros para los sofás, cortinas o alfombras, y jugar con los colores rompiendo la monotonía.

No hace falta gastar mucho; con unos cojines de colores y complementos que armonicen la estancia bastará. Las flores, aunque sean sintéticas, siempre decoran y le dan «el toque» a tu vivienda. Y, si quieres personalizarla añadiendo detalles hechos por ti, te damos ideas aquí. Siempre puedes copiar o hacer una idea aproximada de lo que ves en las revistas.

Algunos consejos:

  1. Define un estilo: Elige un estilo de decoración que se ajuste al concepto y la personalidad de tu alojamiento, ya sea moderno, rústico, minimalista, etc.
  2. Cuida la iluminación: Asegúrate de tener una iluminación adecuada en todas las áreas, combinando luces generales y luces más suaves para crear ambientes acogedores.
  3. Colores armoniosos: Utiliza una paleta de colores coherente en toda la decoración, creando una sensación de armonía y tranquilidad.
  4. Detalles significativos: Incorpora elementos decorativos que reflejen la cultura local o la temática del destino, como obras de arte regionales o fotografías históricas.
  5. Comodidad esencial: Prioriza la comodidad de los huéspedes con muebles ergonómicos, colchones de calidad y ropa de cama suave y cómoda.
  6. Espacios funcionales: Aprovecha al máximo el espacio disponible, organizando los muebles de manera que se facilite la circulación y se optimice el uso de cada área.
  7. Toques naturales: Incorpora elementos naturales como plantas, flores frescas o materiales orgánicos para agregar frescura y vitalidad a los espacios.
  8. Detalles tecnológicos: Considera la incorporación de tecnología como televisores modernos, sistemas de sonido de calidad o conectividad Wi-Fi confiable para ofrecer una experiencia más completa a tus huéspedes.
  9. Personalización sutil: Agrega elementos personalizados, como cojines con el logotipo de tu alojamiento o detalles que hagan referencia al nombre o la ubicación del lugar.
  10. Mantenimiento impecable: Mantén todas las áreas limpias y en buen estado, prestando atención a los detalles y realizando reparaciones y renovaciones periódicas.

Recuerda que la decoración juega un papel importante en la experiencia de los huéspedes, por lo que es fundamental crear un ambiente acogedor, funcional y estéticamente agradable.

Las fotografías

Las fotos, tan importantes y necesarias, son nuestras mejores aliadas. Nos ayudan a mostrar lo cómodo, acogedor y cuidado que está nuestro alojamiento.

No dudes en subir las mejores fotos que tengas, con buena resolución y calidad. Intenta que cada cambio que hagas en tu casa se vea reflejado en las fotos. Muestra todas las habitaciones, el exterior (la piscina, el jardín, la playa, un monumento o restaurante famoso)  e incluso las vistas desde la ventana. Si te colocas en las esquinas, capturarás todo el espacio y la dimensión real de la habitación. Evita las fotos tomadas verticalmente y elige una hora donde la luz natural entre a raudales por la ventana. Enseña los detalles que hacen especial a tu alojamiento: la chimenea, el mueble que tanto estilo le da a tu casa, el patio con las flores de temporada, el baño con su plantita y la toalla de manos… Cuantas más fotos tengas de calidad, mejor.

Qué tener en cuenta a la hora de hacer fotografías

Aquí tienes algunos consejos para mejorar las fotografías de un alojamiento turístico:

  1. Luz natural: Aprovecha la luz natural para obtener imágenes más brillantes y realistas.
  2. Encuadre cuidadoso: Presta atención a la composición de la imagen, enfocando en los aspectos más atractivos del alojamiento.
  3. Orden y limpieza: Asegúrate de que las áreas a fotografiar estén ordenadas y limpias, eliminando objetos innecesarios.
  4. Detalles destacados: Captura los detalles que hacen que tu alojamiento sea especial, como vistas panorámicas o elementos de diseño únicos
  5. Uso de trípode: Utiliza un trípode para evitar imágenes borrosas y lograr mayor nitidez.
  6. Fotografía de detalles: No olvides tomar fotografías de detalles decorativos o características especiales, como jacuzzis o terrazas.
  7. Edición adecuada: Realiza una edición sutil

Evita en la medida de lo posible.

  • Mostrar el apartamento desordenado, las camas con arrugas y las almohadas torcidas.
  • Procura también que no se vea el cubo de la fregona, el tendedero, o la terraza con la mesa de plástico rota por el sol.
  • Otro error típico es colocar mal el cubre sofá dejando lados del sofá sin cubrir (si el cubre sofá es pequeño compra otro o no lo fotografíes).
  • Evita hacer fotos con el sol de frente; colócate siempre de espalda a la fuente de luz.

Aquí os dejo unos ejemplos de fotos a sustituir de un anuncio.

Ponte de espaldas a la fuente de luz u obtendrás fotos oscuras y quemadas
Evita situaciones de este tipo, recoge y ordena antes de hacer la foto
Este baño necesita una reforma, pero mejoraría con un cambio de cortina

Desde este otro post encontrarás más consejos:  ¡Mejora las fotos de tu anuncio!

Deja un comentario



La nueva vía de
ingresos para tu apartamento


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.